La casa de ensueño en proceso

English here.

Me llevó un tiempecillo recuperar la casa pero por fín lo conseguí ;D.

Siempre he querido una habitación negra desde que tenía 19 años y me fui a vivir a Inglaterra durante un año….. y por fín ya CASI la tengo!! ;D

Abajo los tres estados de la habitación. Desde cómo la encontré a cómo la dejé al irme de la casa (la encontré peor).

Decidí dejar que el pintor/decorador aportase algo de su experiencia en el proceso y confié en su opinión de dejar la pared de enfrente de la ventana en un gris más claro en lugar de negro. Esta es la primera vez también que he invertido en un profesional para pintar la casa por cierto.

Por lo general soy de pintar yo sola pero como había estado pintando tantos muebles y puertas ya me había quedado sin energía y ganas para terminar esa habitación antes de que empezase el curso. Además también pensé que haría falta pintar el techo para quitar ese horrible olor a retestinado que se había quedado en la casa y que tanto me molesta y ya pintar el techo iba a ser demasiado para mí. Todavía me quedan un par de habitaciones para higienizar la casa por completo, pero poco a poco.

De vuelta al tema de la decoración, yo quería que la habitación destacase por tener algo original así que le sugerí a Alejandro añadir purpurina a la pared que ibamos a dejar gris. Y así lo hizo, pero como podéis ver en la foto de abajo la purpurina apenas se nota en fotos y no resaltaba tanto como tenía en mente.

Pues mi intención es usar esa habitación como fondo para las sesiones de fotos, alquilarla por horas quizás para que otros fotógrafos puedan hacer sesiones ahí, así como alquilarla en plan Airbnb y/o habitación también para los alumnos adultos de mis inmersiones lingüísticas.

Aunque quería un efecto más impactante estaba planteandome dejarla así una temporada hasta que tuviese más tiempo para hacer una pared entera de purpurina como había visto en youtube aunque tenía miedo de estropear el techo y las paredes colindantes. Al final acordamos buscar otro efecto que él ya previamente me había enseñado pero que no lo había visto yo en gris plata.

Yo quise el gris plata más claro que se pudiese y luego también se corría el riesgo de que fuese “demasiado recargado” si lo pintabamos hasta la pared de enfrente, pero las decisiones arriesgadas siempre suelen salir en nuestro favor, y de hecho, gracias a eso ahora esa zona de la puerta tiene mucho más luz que antes porque ambas paredes reflejan ahora la luz de la ventana y el blanco de la puerta.

Conclusión: Estoy súper enamorada de mis paredes plateadas y mi cuarto en general. En cierto sentido refleja bastante mi personalidad; ese ying yang entre mi gusto por lo oscuro y sin embargo esa luz que muchos mencionan que transmito por mi actitud positiva y ganas de diversión.

He de mencionar que la nueva distribución del cuarto es sugerencia de Alejandro también. Yo iba a poner una cama con cabecera blanca en la pared plateada y probablemente mi mesa de trabajo en la pared negra. Pero así queda espectacular también y es mucho más fácil acceder al armario.

Todavía indecisa sobre qué colgar en las paredes plateadas. Lo que hay en las negras fue una cosa de última hora pues quería hacer agujeros antes de que terminase de pintar porque ya sabía que querría colgar algo ahí y no quería arruinar la pintura una vez acabada. Pero de momento ahí se van a quedar hasta que encuentre un cuadro que realmente me guste, probablemente algo así de Leonid Afremov.

Esa cómoda y las mesitas de noche (que pinté blancas este verano) se irán a otra habitación en cuanto encuentre mesitas de noche más estrechas para poder mover la cama en medio de esa pared negra.

Lo que sobraba de la pintura gris con purpurina la usó rebajada blanco para el pasillo y la purpurina no se nota mucho de lejos pero le da un toque único y original cuando aprecias los destellos al pasar, con lo cual también estoy muy contenta. Yo tenía pensado un gris oscuro para el pasillo pero él de nuevo me convenció para ponerlo claro. Y la verdad es que transmite mucha paz así de clarito y luminoso.

Aunque no sé por cuánto tiempo se quedará así porque mis niños, mis sobrinos y mis alumnos no paran de poner sus lindas (pero a menudo sucias) manos en la pared y puede que tenga que pintarla en un gris un par de tonos más oscuro cuando empiece a notarse demasiado la suciedad.

Mi ex marido puso la tarima gris en cuanto nos mudamos porque era condición sinequanon para comprar esa casa.

Y sí, el suelo de la cocina está ya en la lista de cosas a cambiar, así como la encimera y un sin fín de cosas más pues al fin y al cabo sólo viví un año en ella antes de irme.

Entre mi madre y yo pintamos todas las puertas blancas y mi padre hizo todos los cambios de enchufes, interruptores y lámparas.

Como quedaba algo más de pintura plateada Alejandro sugirió usarla para la pared de la puerta de la cocina y la columna de enfrente (que se ve al fondo). Como se dice en inglés, el diablo está en los detalles, así que aquí un par de fotos de cerca del efecto de cortina de arena y de la purpurina. 🙂

Por cierto, no se aprecia en estas fotos pero también lijó las paredes del cuarto de exceso de pintura de haberla pintado mal anteriormente, rellenó los agujeros con masilla y reparó un par de techos que estaban huecos y rajados e hizo un trabajo increíble arreglando todos los rodapiés y dejandolo todo tan perfecto como se aprecia ahora. De hecho he llegado a apodar a Alejandro como el “súper héroe de las paredes y techos” porque si os fijáis en la foto de abajo así es como estaban casi todos los rodapiés de las habitaciones que ha reparado.

Desconozco si eso es lo que han de hacer todos los buenos profesionales en este trabajo, pero yo no me imagino haciendo esas cosas y tampoco tengo hasta la fecha otro profesional con quién compararlo en este sentido, así que muy satisfecha con el resultado.

Y claro, no lo hizo gratis, pero hay muchas horas de trabajo y desplazamiento que no me incluyó y quería agradecérselo mostrando los resultados de su excelente trabajo aquí.

Lo recomiendo totalmente porque creo que hace un trabajo estupendo y espero que más gente me solicite su número de contacto para sus futuros proyectos decorativos. También es muy agradable y ameno.

Como podeís ver también pinté y reciclé el mueble de la entrada. Estaba apunto de tirarlo cuando me vino una visión de exactamente como lo he dejado.

Pintarlo de negro fue idea de mi madre sin embargo, así que menciones especiales para todos los que se las merecen y aportan ideas que contribuyen a la consecución de mis sueños. Era más fácil también pintarla de negro. ;D

pd: sí, el mueble de fondo también lo reciclé yo. ;D

¡¡Y eso es todo amigos!! 😉

Recordar que los sueños se cumplen sobretodo para aquellos que invierten algo de dinero, trabajo y esfuerzo en hacerlos realidad.

Deja un comentario