Los Sueños pueden cumplirse

Nunca perdáis la esperanza… porque algunos de verdad que se cumplen.

Eso de desear sin más ayuda un montón pero establecer una intención y acción concreta para ello hace que se cumplan todavía más rápido.

Este año estoy consiguiendo mi objetivo de tener un hábito de hacer ejercicio casi todos los días, aunque sea 7 minutos (De momento ya voy por la semana 45, lo documento porque sabía que iba a perder peso y quería demostrar que es posible y como lo he hecho yo con el mínimo esfuerzo. Así mismo cumpliendo con mis objetivos temerarios y llegando a la conclusión de que lo que pensaba que eran miedos realmente eran síntomas inequívocos de un requisito instintivo que sabía que no se estaba cumpliendo.

Y sí, he dejado de lado eso de intentar controlar como empleo mi tiempo, sobre todo eso de emplear mi tiempo de una manera más estructurada. Algo en lo que estaba intentando desafiarme antes de que llegase el Corona Virus. Pero gracias al Corona me he dado cuenta de que gracias a mis hábitos impredecibles soy capaz de mantener una actitud positiva y de calma en una situación en la que a casi todos había dejado sin esquemas. Y creo que mi personalidad de vaga y divertida reina del caos me ayuda bastante para que cualquier situación salga perfectamente a mi favor. Eso sí, la acción de no perderlo en quien no aporta, no inspira o no Así que la verdad es que creo que ser organizada y metódica dista tanto de lo que soy en realidad que en mi caso es hasta contraproducente serlo.

Y si yo, que no soy nada metódica, disciplinada y organizada, consigo todo lo que quiero sin rutinas, sin trabajo duro ni piñón fijo, plantéate…. ¿qué podrías conseguir tú si eres dotado de organización, disciplina y métodos?

¿Cómo lo hago? Música. Siempre he estado escuchando música. Y si tú, como yo, tampoco eres muy organizado o sistemático, te recomiendo escuchar música todos los días, eso sí, música seleccionada concretamente para el objetivo que desees cumplir. Y eso es probablemente lo único en lo que haya hecho de manera consistente en mi vida. Por eso puedo garantizar que funciona.

Canciones como la de abajo me hicieron tener algún tipo de esperanza o fé en ese sentido. Me motivaron a eso de desear sin más esperando que algún día se cumpliesen esos deseos. Si lo deseaba con todas mis fuerzas.. oye, a lo mejor se hacía realidad. No sabía cuales eran mis sueños de mayor todavía, es que no tenía ambiciones algunas en aquella época. Debido a mis enfermedades crónicas invisible sospecho que estaba deprimida y no lo sabía, tampoco sabía lo que era no estarlo. Y tampoco era constante escuchando esta canción concreta, esta de abajo es un ejemplo. Pero intuitivamente iba buscando más canciones de esas con “vidilla”, de esas que levantaban el ánimo, y sobre todo de esas que me hacían bailar. Pues en aquel momento era lo único que disfrutaba realmente haciendo, sola o en compañía, dentro o fuera de casa, de noche o de día. De hecho, probablemente la pusiesen mientras esperaba a que pusiesen algunas de mis canciones preferidas de aquella época. Pero el hecho de desear que ojalá mi vida algún día fuese diferente de lo que era empezó sobre mis 14/15 años y pronto empecé a ver resultados. Lo único que sé es que deseaba con intensidad que mi vida fuese más fácil y llevadera de lo que era para mí en ese momento. Y lo conseguí de por vida.

Y de alguna manera, poco a poco, me convencí a mí misma de que así sería, de hecho cuando oía a gente decir “la vida es dura, tienes que estudiar mucho, tienes que trabajar muy duro para conseguir, no siempre se consigue lo que se quiere, blah blah blah” yo ya en mi cabeza me decía “no, no será así para mi y viviré para demostrarlo”.

Y así ha sucedido. Desde temprana edad.. sobre mis 11 u 12 empecé a aprobar año tras año a final de curso sin apenas tocar un libro, a los 14 fui a la fiesta de graduación sin saber si había aprobado todas, por ejemplo. Pero oye, confíaba en que sí. A mí nunca me dieron las notas antes de eso y uno de los maestros me dijo que había suspendido su asignatura. Así que tenía más sospechas de no hacerlo. Pero sorprendentemente me llamaron para darme el título de E.G.B. Imaginaros si no me hubiesen llamado. Pero bueno, fui para no levantar sospechas. En el instituto no es que me fuese mucho mejor. Y durante el curso suspendía de cuatro a asignaturas por trimestre en cada curso. La verdad es que no sé como las aprobaba todas en el último trimestre. Pero tenía la fe de que así sería y no me estresaba. Con el tiempo también conseguí eso de llamarle la atención a los chicos que me gustaban en lugar de tener amores no correspondidos, también conseguí vivir independiente mucho antes de lo anticipado, conseguí casarme con el único hombre que al verlo pensé que eso de casarse lo mismo no era tal suplicio, tengo unos niños super sanos y adorables gracias a ello, y también quizás a mis 9 meses con cada uno deseando intensamente cada día que así fuesen, y precisamente por no haber sido muy específica en otros deseos puedo avisaros de: “cuidado con lo que deseas, vaya a ser que se cumpla”.

Porque si no eres tan específico como te sea posible en tus deseos puedes recibir resultados no del todo satisfactorios. Pero gracias a dichos resultados mixtos y a otras personas diciendo que no eran lectoras de mentes… un día me propuse sentarme y escribir específicamente lo que me gustaría sentir en una relación sentimental (por si acaso no estaba siendo lo suficientemente comunicativa con mis expectativas, que por mi culpa no fuese, oye).. Así le pasé esa lista de detalles que probablemente esa persona ni leyó.

Pero no sufráis, todas esas cosas también se hicieron realidad para mí y mucho más pronto de lo que yo había podrido anticipar. Simplemente que no con esa persona. Auch! Sí, eso tuvo que dolerle al que no sé en que moment pensó que me conocía y se consideraba a sí mismo imprescindible o algo (pero sin cuernos, pero hay otra formas de engañar, con promesas vacías por ejemplo). Pero bueno, muy feliz de que eso ya haya pasado.

Y lo más extraño es que esa persona que lo sustituyó en un abrir y cerrar de ojos y sin librito de instrucciones, era como si leyese mi mente ¡¡que cosas!! Quizás deseé tanto que si algún día acaba esa relación no tuviese otra con nadie más a menos que tuviese esa habilidad, oye. Y sí, cuando quieres el cuento de hadas tanto como para no tener miedo a perder a un hombre que no hace realidad eso que sabe que querías… lo tendrás.

Y como ese; otros muchos sueños se hicieron realidad. Como el vender mis propias sesiones de fotos salvajes y hacer fotos a mi destino soñado de Santorini como la de abajo. 😀

Lo que hizo el viaje todavía más especial fue que cuando lo deseé no tenía ni idea de cómo lo iba a lograr. Pero sabía que quería ir allí más temprano que tarde y mira que eso de viajar no era una prioridad en ese momento. Pero ahí fue cuando de la nada apareció mi cliente ideal y actual mejor amigo con el que se hizo posible. Le costó mucho ganarse mi confianza (pues desde el primer día pensó que sería una compañera ideal de viaje y yo desde el primer día me negué en plan “ni de coña, yo ahora no puedo viajar, no tengo tiempo, no tengo dinero, no me hace falta, sólo necesito trabajar”). Pero ahí lo lleváis, seis meses de acciones y comportamiento consistente e insistente por su parte, y de repente, allí me presenté mágicamente. De hecho no sabía donde había planeado ir él. Le dejé reservar un sitio de los de mi mural de pinterest y la idea era no saber el destino. Pero desde luego estuve deseando intensamente que notase que tenía un millón de artículos de esa isla más que de ningún otro posible destino. Y si él era lo suficientemente inteligente se habría percatado de eso y así lo fue. Y sí, lo mejor de todo es que él hizo todo el trabajo de buscar alojamiento, alquilar coches, buscar aviones, etc. Y él quería las mejores vistas posibles Y en los mejores sitios posibles y no escatimo en caprichos y a cambio sólo quería conversación en inglés y mi compañía. Y por eso me encanta, siempre está dando lo mejor de sí mismo (por lo menos conmigo) y por eso es una de mis personas preferidas, no conozco a mucha gente que haga lo mismo hoy en día. Me encanta la gente que hace que cosas así parezcan fáciles cuando todos sabemos que no lo son realidad. Y de ser por ellos no te enterarías ni del precio, pero muchos te cobran al hacer el check-in.

Y ahí estuve yo…. viviendo el sueño que mis deseos concretos de ser financieramente independiente me estaba generando. Pues lo de ser emocionalmente libre lo llevo practicando desde los 19, y lo de ser económicamente independiente a los 20, en veranos sueltos y a partir de los 28.

Ahora, yo siendo tan consciente de la facilidad que tengo para hacer mis sueños realidad…. a lo mejor te preguntarás cómo es posible que no haya ganado la lotería o sea famosa ya. La verdad es que debéis de consideraros afortunados de que piense que eso de dominar el mundo sea mucho trabajo, jaja.

Bueno, he estudiado las razonas de por qué no deseo consistentemente alguna de las dos. Y es porque la gente tiene la falsa idea de lo que es éxito. Nos meten ideas de que ser exitoso es conducir un coche caro o tener una casa enorme y mucho reconocimiento público. Pero la verdad es que el dinero no compra la autoestima, el dinero no compra la confianza o el afecto. De hecho, muchos de esos famosos y ricos son extremadamente infelices, y muchos o están deprimidos o son adictos a drogas para no sentir el vacío que sienten al llevar esas vidas basadas en la apariencia de lo que nos dicen que es ser feliz. Así que prefiero ser feliz con mis niños y anonimato, que rica y sin poder disfrutarlo…. pero si existe una posibilidad de ser ambas a la vez que conste que escribiendo esto ya la estoy deseando. ;D

Pero solo querría más dinero para trabajar menos horas y tener más tiempo para disfrutar de la compañía de mis niños y llevarlos a sitios chulos de aventuras. Pero, volvemos a lo mismo, el tiempo con los padres para los niños es probableme lo que más desean y necesitan en su infancia. Así que no tengo mucha prisa por llevarlos a sitios chulos. Y ya me considero millonaria en el departamento de salud, familia y amistades. Y el dinero no compra ninguna de las tres.

La felicidad es el nivel más alto del éxito.

Pero sabiendo que soy capaz de hacer muchos de mis sueños realidad me hace estar concentrada en cosas específicas y pensar cuidadosamente lo que deseo y cuando deseo concretamente que se presente.

Lo digo una vez más desde la experiencia. Porque no importa cuanto intente evitar distracciones como eso de quedar con hombres (a menos que sean clientes o socios de negocio o posibles clientes) la vida me sigue presentando de nuevo a todos los hombres cuya atención un día deseé tener.

Curioso ¿no?. Lamentablemente cuando deseé alguno de esos no era muy consciente y/o especifica sobre lo que quería, las condiciones y cuando lo quería. Y desde que deseé aquellas cosas he cambiado tanto como mis requisitos para estar con alguien han aumentado desde aquel entonces. Así pues, realmente ninguno de esos los cumple y da hasta pena tener que rechazarlos a todos o fingir interés para que ellos mismos se alejen, pues lo último surte un efecto más inmediato y menos hiriente para sus delicados egos (¿malvada? quizás, jeje). Hoy en día sólo estoy comprometida a conquistar mis metas y una de ellas sigue siendo mi absoluta independencia económica. Que sí, ya la tengo, en cierto sentido soy autónoma y tengo mis propios clientes, pero hay cosas pendientes en las que necesito concentrarme y miles de proyectos con los que me gustaría ayudar.

¿Que mide 15,24 cm de largo, 5,08 cm de ancho y vuelve a una mujer loca de placer? Un billete de cien dólares que se ha ganado ella sola.

Uno de ellos es ayudar a más gente gratuitamente a hacer sus sueños realidad. Por eso escribo este blog, por eso empleo tiempo traduciéndolo al español también. Para que esta información sea fácil y accesible para todos los que posean internet.

También hay otros cambios que me gustaría realizar en el mundo, acabar con el abuso y maltrato de mujeres y niños, es otro plan. Contratar hombres y mujeres solteros con niños sería otro. Etc, etc.

Algunos de mis amigos me han visto hacer algunos de esos deseos en voz alta.. desde decir que van a preguntar lo único que sabía en un examen como el dejar a alguien porque ya no cumple con mis requisitos o mis nuevos requisitos. Ellas saben que mis consejos pueden parecer locos de primeras pero ya saben que siempre surten el efecto deseado. Así que los más inteligentes me piden consejo y cambian su vida más pronto.

Incluso conseguí que las parejas de dos amigas se comprometiesen a casarse con ellas cuando sus situaciones parecían imposibles y desesperadas. Y que yo sepa, 10 y 12 años después, a día de hoy, sus matrimonios todavía funcionan. Y eso es porque no les enseño a ser algo que no son. Más bien, les enseño a descubrir algo que ya se les había olvidado que tenían.

Lo que enseño a la gente es una herramienta que todos tenemos pero muchos olvidamos o no sabemos como usarlo bien. Se llama … Poder.

Y sientes que algo se te escapa de las manos… o quieres obtener un resultado concreto ahora mismo, no dudes en pedirme consejo aquí.

Deja un comentario