Loca ley de Laura

English here

Aviso: Esta fue una entrada que escribí en Enero de 2020 y ya me enseñó el Corona Virus el por qué es mejor vivir en el caos que suelo vivir en cuanto a manejo del tiempo y organización se refiere. Pero en el otro aspecto sigue vigente.

Bueno, como dije en la entrada del blog anterior. Estoy planeando tener mi negocio, mi tiempo y mis pertenencias 100% bajo control.

Y para mí eso implica no tener relaciones sentimentales. Esta forma de actuar puede parecer algo extrema y dramática para algunas personas pero las relaciones sentimentales para mí implican un tiempo y unos sacrificios para llegar a compromisos diarios que no estoy dispuesta a hacer de momento.

Con un negocio que llevar, varios proyectos en mano, dos niños que cuidar y una casa que terminar de decorar la verdad es que rara vez encuentro el momento o las ganas de entretener una relación en condiciones.

Sé que es una forma de pensar algo radical. A los que ya no saben estar sin pareja ni lo conciben como posibilidad. Yo soy mucho de la filosofía del tema musical que ha inspirado esta reflexión, da igual lo loco que parezca pero yo pongo las reglas para tener algo conmigo. Y lo pongo difícil para seguir más tiempo así. Siento que soy más yo misma cuando estoy sola, así como también me siento más inspirada y más motivada para progresar en mi negocio cuando no tengo pareja.

Y eso de no estar por la labor de mantener relaciones por supuesto implica también no estar disponible en páginas de citas o entretener conversaciones con extraños a través de facebook, instagram, etc.

¿¿NO?? ¿Por qué no?

Ya he estado ahí, probé de todo y lo tengo más que comprobado; muchos hombres que se conocen a través de redes sociales parece que solo quieren hacerte perder el tiempo (aprende a reconocerlos aquí) o simplemente no saben cómo conquistar a una mujer eficientemente. Así que como ya los reconozco a leguas ya no me parece ni divertido corroborar estas teorías.

Y, sí, lo sé, todavía quedan algunos algunos hombres que son un encanto y merecen toda mi atención. Así que de tener algún tiempo libre para dedicárselo a alguien elegiría sin duda entretener este tipo de caballeros y/o amigos. Pero incluso estos tienen un acceso muy limitado a mi tiempo y mi vida, pues por lo general acaban queriendo algo más de lo que puedo ofrecer ahora mismo.

Ya de por sí mis requisitos para entretener hombres para algo más han sido considerados más elevados de la media, aunque creo que esto se debe principalmente a que muchas mujeres ni siquiera exigen requisitos básicos y así nos va. Pero sí, mi lista de requisitos supera con creces la de los requisitos básicos y muchos hombres ni siquiera llegan a cumplir los básicos. Así que digamos que me he puesto en imposible e inalcanzable de momento.

No porque crea que soy lo mejor del mundo, ni la más guapa, ni nada de eso. No tiene nada que ver con sentirme más que nadie. Simplemente es porque he decidido priorizar mis metas y sueños laborales ante todo.

Sí, hubo un momento en mi vida donde me desvié de mis ambiciones laborales y me enfoqué más en conseguir esa meta del amor y tener una relación de pareja y hasta acabó la cosa en matrimonio e hijos, y eso era algo que nunca me había imaginado haciendo hasta esa fecha.

En su momento cuando surgió la cosa me cuestioné: “¿por qué tengo dudas sobre si casarme? ¿de qué tengo miedo? ¿es miedo al amor? ¿al compromiso? ¿de tener hijos? ¿de parirlos? ¿de no ser lo suficientemente responsable para criarlos?” ó “¿estoy pensando que no somos una pareja “ideal” simplemente porque estoy viendo algunos aspectos a trabajar en pareja como banderitas rojas? ” y bueno, al final decidí retarme y demostrarme a mí misma que quizás también valía para eso y muchas más cosas también.

Y durante un tiempo hice un gran trabajo en ese área. Incluso conseguí que me regalasen una chapa con la leyenda de “Esposa maravillosa” y realmente intenté todo bajo el sol para hacer que el matrimonio funcionase a la perfección, hasta que me dí cuenta de que nunca iba a funcionar de la manera que yo quería que lo hiciese y por eso tuve que dejarlo.

Afortunadamente no todo salió mal y descubrí que era una mejor mami de lo que alguna vez hubiese sospechado, ya que nunca me planteé serlo aunque tampoco quise limitarme la posibilidad de serlo. De hecho me encanta mimar y cuidar a mis niños enseñándoles a quererse a sí mismos, a estar seguros de su aspecto físico, de sus habilidades, de su forma de ser y recordarles con frecuencia que pueden llegar a ser lo que quieran ser siempre y cuando respeten a otras personas, y por supuesto, a su madre. Y hasta la fecha considero haber tenido hijos como una de las mejores cosas que he hecho en mi vida.

Así que ya sé que esta decisión no es por miedo al amor o los compromisos sentimentales. Si acaso es miedo a perder el tiempo con la persona equivocada. Una vez consiga lo que quiera o acabe donde quiero estar profesionalmente puede que me relaje un poco más en este sentido.

Mi yo de 2022 ya está casi en este punto de mi vida e insiste en complicarse la vida proponiéndose este magnífico reto sentimental que a su vez sirve de excusa ideal para evitar que algo así suceda.

Así que disculpa si ignoro todos tus mensajes en facebook o hasta me veo obligada a bloquearte, hoy en día nadie me impresiona lo suficiente como para volver a desviarme de mis metas laborales. Pero si lo consiguen, bienvenidos sean.

Y también mis disculpas a los que intentan llegar a mí bajo falsos pretextos como negocios o clientes albergando la secreta esperanza de tener una relación seria conmigo. Me siento extremadamente halagada de que quieran trabajar tanto por conseguir lo que quieren – y de que eso sea yo- pero quizás muchos podrían ahorrarse decepciones si investigasen más y mejor sobre mí antes de abordarme, pues me parece dejar muy claro por todas partes que en la vida dejaría yo que me dijesen lo que puedo o no hacer con mi vida o mi trabajo. No llevo años enfocada en mi independencia económica para ahora tener que andarme con cuidado vaya a ser que mis cursillos o mi metodología de trabajo con otros hombres hagan a esa posible pareja sentirse faltado al respeto, excluído, inseguro y/o ignorado por mí parte. No quiero sentir que mis decisiones laborales causan daños colaterales a mis parejas. No necesito ese tipo de manipulaciones emocionales ni limitaciones en mi vida… swish swish.

Así que concluyo que he de elevar todavía más mis estándares para asegurarme de que consigo todas mis metas profesionales y de crecimiento personal sin sentir que estoy rompiendo corazones o siendo una zorra cuando realmente lo único que quiero es ser emocional- y económicamente- independiente.

Así que desde 2020 sigo escogiendo el dinero porque como dice abajo “that’s the shit that will never bounce on ya” * .

Por lo menos ahora en 2022 entretengo la posibilidad de hacerlo hasta que llegue el amor que ni con dinero se puede comprar.

Así que lo siento pero no lo siento, siguo yendo so-lo-lau-law

Supongo que esta actitud temeraria de descartar posibilidades desde el principio es lo que nos hace ser salvajes.

Y lo que más me gusta de haberme concentrado en el dinero y en estar soltera y sin compromisos es que ahora mismo puedo ofrecer mi casa para unas vacaciones silvestres:

Para mujeres ofrezco una semana de vacaciones donde además de relajarnos, descansar y pasarlo bien nos enfocaremos en la dieta mental necesaria para subirte la autoestima, recordar tu valor personal, subir tus estándares y ganar la confianza en tí misma para conseguir todo lo que te propongas y que eso no sea un hombre.

Aunque no hace falta que estés soltera, yo escojo serlo para enfocarme más en mis metas profesionales pero tu puedes tener ambas si así lo desesas, ser independiente sólo te da el poder de salir de cualquier relación que se vuelva tóxica fácilmente. Pero mientras te respeten a tí y a tus decisiones puedes conseguir fantásticos resultados en ambas areas de tu vida.

Quizás también podría ofrecer un cursillo intensivo para hombres solteros que consista en lo mismo pues parece ser que muchos hombres tampoco son conscientes de su valor y lo desperdician, así también muchos otros se dejan atrapar en relaciones que les ocasionarán grandes pérdidas económicas si no se andan con cuidado. Aquí les enseñaría a reconocer a una caza fortunas de una mujer que simplemente les quiere por como son. Y sí, yo podría haber dejado a mi ex marido sin un céntimo y echarlo fuera de la casa, pero fui yo la que se fué y luego volvió para comprarle su mitad pues me parecía lo más justo, además me gusta sentir que me lo he ganado yo aunque ahora tenga una inversión que recuperar. Así también muchos parecen estar muy perdidos en cuanto a lo que pueden aportar a este tipo de mujeres por las que suspiran pero a las que ni aspiran porque ellas a simple vista parecen tenerlo todo. Aquí aprenderían de primera mano lo que las mujeres de este calibre podrían querer o necesitar de un hombre. Y no, tranquilo, no es tu dinero, hablo de cosas que no tienen precio.

Más info sobre fechas y requisitos para estas vacaciones exclusivas… aquí.

Deja un comentario