Inmersión Verano 2019

Uno de los sueños de uno de mis niños era visitar Legoland.

Y mi principal razón de tener un negocio propio, no es sólo dedicarme a varias actividades económicas según demandas de mercado, si no… también para generar ingresos suficientes para cumplir todas mis metas, aspiraciones y sueños. Y cumplir la de mis niños también forma parte de éstas aspiraciones.

Otra gran ventaja de ser autónoma en mi caso es cambiar de parecer en cuanto al servicio que ofrezco. Por eso llevo tiempo con la idea de cambiar de sistema de enseñanza si así lo veo más coherente con mi integridad personal o mi disposición al servicio de ofrecer una calidad-precio-efectividad inmejorable en mi área de enseñanza.

Y si me piden ir de inmersión lingüística con ellos y no les importa que yo elija el país, me lleve a los niños y tal, pues mirad, ahí ya tuve una magnífica oportunidad de cumplir el sueño de mi hijo mayor de ir a visitar Legoland. 

No quiero echarme muchas flores, pero mis niños son muy afables, educados y divertidos, y su compañía agrada allá donde vayan, y por eso su presencia es requerida. Supongo que no podría ser de otra manera cuando la «teacher» mismamente podría bien ser comparada con una Mary Poppins del Siglo XIX. Lo suficientemente intimidante para que me respeten y lo extremadamente divertida para que se relajen en mi compañía y aprendan que conmigo como teacher, casi todo juego es posible en nuestras clases o enseñanza del inglés. Muchos alucinan al principio precisamente por esto, pero eso sí, siempre con respeto y educación.

Yo estas inmersiones que implican a mis niños de por medio, necesito asegurarme con antelación que conozco a la persona. Y fiarme de ellos. Ya que no me fío yo tampoco de cualquiera con mis hijos ni para ir un rato al baño. He de saber que son de fiar.

Y claro, en las inmersiones lingüísiticas con ellos, vuestros hijos y mis alumnos, aprenden mucho más de lo que hacen una hora a la semana. Es increíble lo rápido que se sueltan mis alumnos a hablar inglés. Algunos se fueron a Inglaterra del tirón cuando vieron que una hora y media de clase con ellos les fue más efectiva que 8 años en la escuela. Eso sí, ese estudiante quizás se fue demasiado rápido pensando que todos los ingleses eran tan fáciles de entender como mis niños hablando conmigo. Pero sí, entiendo que no todo el mundo puede permitirse el lujo de cambiarse de vida e irse a vivir a otro país. Por eso ofrezco mi servicio de inmersión lingüística en España primordialmente.

Y así fue el proceso y las condiciones de viaje en este caso con este cliente:

El estudiante se encargó de reservar las habitaciones o los lugares donde nos íbamos a alojar (él dormía en el cuarto de los niños y los niños y yo en la cama de matrimonio, como de costumbre cuando están conmigo para no perder ni un rato de rutina inglesa de lavarse los dientes, ponerse el pijama, etc), él se encargaba de gastos de comida y desplazamiento, y aparte a mí me pagó una tarifa fija por día por unas cinco horas de inglés al día.

Pues si no, realmente, no era un negocio, sería sólo vacaciones pagadas. Que como tales, serían estupendas, pero no la idea que tenía en mente de llevar a mi hijo a cumplir sus sueños.

Y claro, fue todo estupendo, con clientes así de aventureros, considerados y atentos como David, da gusto ir a cualquier sitio y enseñar inglés donde sea.

Así pues aprovecho este post para anunciar la posibilidad de ir de acompañante de algún viaje que queráis hacer al extranjero, principalmente de habla inglesa, para que vayáis con menos miedo si vais solos o para que tengáis un acompañante con quien conversar en inglés de principio a fin de la experiencia.

Si queréis ir de viaje y tenéis niños, podría bien ir sola, en plan Nanny, para entretener a vuestros hijos, cuidarlos y llevarlos a sitios para que tengan que hablar en inglés y pedir cosas en inglés y vosotros podéis ir de turisteo y luego dormir todos en el mismo sitio, o vosotros reservaros un sitio por libre, para estar cerca pero a vuestro aire, mientras vuestros hijos estarían cuidados conmigo, o conmigo y mis hijos. También dependería de la disponibilidad de horarios y días.

También, existe, la opción de encontrar apartamentos/casa de vacaciones a un precio más económico y con menos intermediarios si reservamos en una zona donde tengo contactos y donde sé que a mí me alquilarían el sitio, dependiendo de la temporada, tendría que consultarlo. Se trata de un pequeño pueblo a una hora de Londres y bien comunicado con Londres. Entonces, yo podría alojarme allí con vuestros hijos (y los míos) y vosotros podríais ir a explorar Londres por libre. Es una posibilidad de muchas que se pueden estudiar a la hora de adaptarme a las necesidades vacacionales o lingüísticas de mis clientes.

Pero por lo general, esto de viajar al extranjero, a menos que sea parte de mi trabajo, de momento no entra en mis prioridades.

Prefiero las inmersiones en casa que son más asequibles para todos, de momento.

El próximo viaje que tendré que priorizar por mis pequeños será una visita a Eurodisney o Disneyland, cuando la pequeña tenga entre 6 y 8 años, y afortunadamente todavía me quedan tres años de Covid-19 para ir ahorrando!! ;D.

Ahora, gracias al Covid me da tiempo hasta subir un par de posts al respecto!! ;D

Y, vaya, creo que en cuanto a mi cliente, no sé si ha aprendido más inglés en su inmersión previa de Julio de una semana o en su inmersión inglesa, sería interesante leer su opinión, que con algo de suerte, nos lee y deja en la sección de comentarios.

Un comentario Añadir valoración

  1. David dice:

    Me lo pasé genial. Me encanta viajar de por sí y éste fue un viaje inolvidable por hacerlo con vosotros y sintiéndome desde el principio casi como un nativo y por lo divertidos que sois los tres.
    Y yo que pensaba que viajar con niños podía ser agotador, fue todo lo contrario en este caso. Su espontaneidad, su alegría en legoland y su manera de ver las cosas en general eran un explosión de energía para empaparte de la experiencia.
    No sabría decirte cuando aprendí más, si en Julio o en este viaje. Supongo que fueron complementarias ambas. Lo que está claro es que acabe el verano pensando en inglés en muchos momentos, incluso semanas después de acabado el viaje.
    Fue una experiencia encantadora. Enhorabuena por tener unas personitas tan maravillosas. Se nota mucho tu mano ahí. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *